domingo, 14 de octubre de 2007

PUERTA ABIERTA A LA CONSCIENCIA por Azucena de la Fuente

¿Por qué ésta película y no otras? Caótica Ana me impresionó profundamente al verla...y sentirla. En primer lugar elegí a una persona muy especial para mí para ver esta película en concreto. Era una mujer. Y sin saber exactamente de qué iba la película creo que acerté. Ambas salimos del cine entusiasmadas y dándonos cuenta de que es un alegato a favor del mundo femenino. Un discurso hecho por un hombre y un equipo sensibles.

Esta propuesta nos habla básicamente del inmenso poder de las mujeres. El mundo está en nuestras manos. Somos las que creamos a los hombres, las que los educamos. Y hacen falta muchas mujeres buenas que eduquen a hombres buenos.

Casi como si de antropología se tratase Medem se adentra en la historia de nuestras almas hasta nuestros ancestros. De tal modo que somos producto de las experiencias y pensamientos de nuestros antepasados. Todo ello está en la memoria de las células. Los científicos norteamericanos ya están obteniendo resultados asombrosos a este respecto. Así que hemos de tener cuidado de lo que pensamos, de lo que experimentamos porque ello tendrá repercusiones en nuestros descendientes. Positivas o negativas, eso depende de nuestro libre albedrío.

Arriesgarse a contar una historia tan compleja como ésta requiere mucho coraje. Y este cineasta lo tiene. Por otro lado demuestra, como su protagonista, una consciencia muy desarrollada. Gracias por compartir. Y gracias a vosotras por vuestra atención.

Madrid, 24 de septiembre de 2007

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece un punto de vista interesante tu visión de la película y creo que si el cine de Medem tiene algo es esa capacidad de sugerir lo que está más allá de las imágenes aunque tengo que decir que hace tiempo que he desconectado del mundo Medem, creo que pasan mucho más interesantes en este país a las que los medios de comunicación no les hacen ni caso, y que el País le dedique 9 páginas en su suplemento dominical me parece como demasiado. La dejo para DVD.

Anónimo dijo...

Pues la verdad, yo cuando apareció la estatua de la Libertad y pensé que a lo mejor era una antigua reencarnación de la protagonista, ya no pude evitar la risa.
Como verás, mi visión es absolutamente distinta y pienso que este acercamiento de Medem al "eterno femenino", a la mítica de la mujer madre universal, sufridora universal, es absolutamente pedante. Paso de crear y educar a los hombres, lo que quiero es poder hacer lo mismo que a ellos les cuesta menos.

gatita visual dijo...

Me encanta ver la polemica que ha desatado esta película. Reconozco que lo que más me interesa de Meden es todo lo que sugiere, o sea, lo que realmente no se ve. Sus dos últimas películas no me han interesado porque no conecto con sus historias pero sigue interesándome su lenguaje visual.