domingo, 14 de octubre de 2007

LA BUENA NUEVA de Helena Taberna

Helena Taberna es directora, coproductora y coguionista de su tercer largometraje de ficción, Labuena nueva, donde Unax Ugalde interpreta el papel de un cura que se enfrenta a la jerarquía eclesiástica en plena Guerra Civil española.

En tus historias, tomas como punto de referencia algún hecho real…
Me gusta la realidad, y fantasear a partir de ella. La idea de La buena nueva toma como punto de partida la biografía de un familiar mío, un sacerdote que vivió una situación parecida a la que se cuenta en la película. Por eso, aunque La buena nueva está inspirada en la realidad, es pura ficción porque añado muchas situaciones, tramas y personajes nuevos.

¿Puede el cine, a través de la ficción, contribuir a la recuperación de la memoria histórica?
A mí me interesa sobre todo el buen cine, el que cuenta buenas historias, originales y con potencia visual. Si además de esto ayudamos a la recuperación de la memoria histórica, mejor que mejor. Personalmente, me gustan los contextos históricos, aunque me obliguen a ser más rigurosa en las fases de documentación y ambientación. A pesar de que sea un trabajo extra, creo que merece la pena, porque las generaciones más jóvenes están deseosas de conocer su pasado, ver cómo vivían y qué sentían sus abuelos o bisabuelos en ese periodo tan oscuro de nuestra historia.
Sabemos que las diferentes miradas sobre nuestra guerra son un foco de interés para los más jóvenes, que son los que van al cine, y los que han llenado últimamente las salas con El laberinto del Fauno, o anteriormente con Soldados de Salamina, o Tierra y Libertad…

¿Cúal es el contexto histórico de La buena nueva?
En La buena nueva se habla del papel que jugó durante la Guerra Civil la Iglesia de este país. Apenas son conocidos datos tan reveladores como que la Iglesia llamó Santa Cruzada al bando nacional y que el papa Pío XII felicitó efusivamente a Franco al finalizar la guerra. Es en ese contexto en el que vive nuestro protagonista, Miguel, un cura que tuvo que enfrentarse a la jerarquía eclesiástica para defender los valores del Evangelio apoyando a los más desfavorecidos y llegando a poner en riesgo su propia vida.

¿Es que las películas de guerra son cosa de hombres?
No creo que las películas de guerra sean en exclusiva para los directores-hombres. Lo que sí creo es que probablemente nuestra mirada, la de las mujeres directoras, sea diferente. A mi me gusta mostrar en el cine las dos caras de la realidad: el amor y la violencia. Ya ocurría en Yoyes, y también está en La buena nueva donde la guerra, el amor y la religión son la base que me sirve para contar una hermosa historia de amor.

¿Para cuándo esperas estrenar La buena nueva?
En este momento (octubre de 2007) estamos a punto de viajar a Varsovia para grabar con la Orquesta y Coros de la Filarmónica la banda sonora que ha compuesto Ángel Illarramendi. La película estará terminada para finales del año, y el estreno está previsto para la primavera de 2008.

4 comentarios:

gatita linda dijo...

En el amor y en la guerra LO IMPORTANTE ES AMAR...

okile tailerra dijo...

He aquí un montaje con las fotos del rodaje, para abrir boca

okile tailerra dijo...

He aquí un montaje con las fotos del rodaje, para abrir boca
http://www.youtube.com/watch?v=1JtFLZitluc

by Daniel Vidal dijo...

Creo que es una película digna que merece un reconocimiento no sólo del sector sino del público. Confío en que así sea.

Personalmente, creo que es una buena película (casi excelente, salvo por algunos detalles) y su visionado, recomendable.

http://himajina.blogspot.com/2008/11/la-buena-nueva.html